Es increíble como muchos de nuestras tareas diarias dependen de algún sistema, mas específicamente, de alguna aplicación relacionad a las tecnologías de la información. Dentro de la tendencia tecnológica en la cual nos encontramos inmersos, el sector salud es uno de los que mas se ha visto beneficiado, pues gracias a la “Digitalización de la Salud”, hemos logrado avanzar a pasos agigantados hacia el mejoramiento de la atención a la salud. En esta nota abordaremos tres de las áreas principales en las cuales las tecnologías de la información han hecho un cambio notable, al igual que las principales ventajas que esto ha brindado a profesionales de la salud en nuestro país.

 

Sistemas de Administración y Estandarización para la Atención Sanitaria

Desde expedientes clínicos electrónicos hasta sistemas ERP (por sus siglas en inglés, Enterprise Resource Planning), la digitalización de procesos administrativos y de atención sanitaria han creado grandes beneficios, tanto para el seguimiento como para la producción de información que facilite la investigación y monitoréo de la evolución del paciente.

Según el artículo “Electronic Health Records: Is it a risk worth taking in healthcare delivery?” publicado en la US National Library of Medicine, el #ExpedienteClínicoElectrónico (ECE) es una modalidad del expediente de salud de un paciente que no esta cerrado a almacenar solo información acerca del paciente; el ECE abre la puerta a un nuevo rango de posibilidades, como el analizar y comparar resultados de diversas pruebas realizadas en pacientes, resultando en un mecanismo interesante para la gestión de la información de una población específica en cuanto a salud se refiere. Entre otras funciones, los ECE comúnmente permiten la programación de recordatorios, alarmas y guías para la atención sanitaria, al igual que habilitan la posibilidad de la gestión de recetas e instrucciones para los pacientes. En resumen, esto facilita la comunicación entre el equipo de profesionales de la salud gracias a un flujo de información estándar orientada hacia la producción de #data relevante para quienes operan dichos sistemas.

Has clic aquí para acceder al artículo: “What are the advantages of Electronic Health Records?”

La mayoría de estos sistemas son programados y operados por empresas independientes, lo que permite cierta “subrogación” del departamento de tecnologías de la información (o por sus siglas, #TI) de la institución cliente. Sin embargo, es de suma importancia que el usuario final (mismo que pudiera ser un hospital, clínica o profesional de la salud) cuente con cierto conocimiento o personal acerca de como funciona y se encuentra construido dicho sistema debido a que estas aplicaciones son altamente reguladas en países como México y Estados Unidos. En México, contamos con la NOM-024-SSA3-2010, “que establece los objetivos funcionales y funcionalidades que deberán observar los productos de Sistemas de Expediente Clínico Electrónico para garantizar la interoperabilidad, procesamiento, interpretación, confidencialidad, seguridad y uso de estándares y catálogos de la información de los registros electrónicos en salud.” La pregunta importante es, ¿Por qué requerimos de una regulación en un sistema para uso e interpretación de quien lo utiliza? La respuesta es simplemente por que como en toda aplicación que se encuentre ligada al #Internet hay riesgos en los que se involucra a quien recibe, quien procesa y quien analiza dicha información. Teniendo en mente que normalmente los sistemas ECE se comunican con los sistemas administrativos del hospital, en donde se encuentran además conectados sistemas como #PACS, #RIS, #HIS, entre otros, debemos de garantizar que la información tanto de los hospitales, profesionales de la salud y pacientes se encuentra debidamente resguardada y protegida de cualquier tipo de amenaza.

El Poder de la Información: Big Data

Según la revista #Forbes en su artículo “How Big Data is Changing Healthcare” no todo es malo, al contrario, la digitalización de la información producida por las instituciones y profesionales de la salud hacen énfasis en uno de los conceptos fundamentales de la atención sanitaria; la prevención. En los últimos años, empresas como #Apple, #Fitbit, #Jawbone y #Samsung han producido tecnología para la adquisición de información en la vida diaria, tales como el ritmo cardíaco, parámetros relacionados al sueño y al ejercicio, parámetros relacionados a la marcha, entre otras. La idea detrás de estas aplicaciones es crear un estilo de vida saludable basado en la creación de una conciencia a través de la data que producimos día a día. Las aplicaciones de las empresas que desarrollan #wearables tales como relojes con sensores para la adquisición de señales han creado tanto impacto que ahora todo mundo quiere medir su rendimiento a través de la automatización en la adquisición de la data y la comparación con un “estándar”, pero… ¿Quién/que es el estándar?

El análisis en tendencia de datos nos ayuda, a través de estadística y otras disciplinas, a generar patrones de comportamiento. Por muchos años, la academia ha debatido los rangos “normales” de diversos parámetros de salud según diversos aspectos demográficos, mismo que culmina en la producción de artículos científicos y bibliografía que funge como base para otros estudios; esto ha evolucionado notablemente gracias al acceso a la data producida por los usuarios de estos dispositivos, pues ahora el estándar somos nosotros mismos y los datos son comparados en tendencia según la frecuencia y periodicidad de la producción de estos. Recientemente, Apple e IBM han anunciado una colaboración para crear una plataforma de salud basada en #BigData que permitirá a los usuarios de #iPhone y #AppleWatch compartir su información en la plataforma #WatsonHealth de #IBM. La intención de esta iniciativa es descubrir nuevas tendencias en la medicina a través del análisis de la actividad en tiempo real y data biométrica de millones de posibles usuarios.

La Evolución del Negocio de la Salud

Como bien sabemos, las decisiones en los negocios deben de basarse en datos tangibles y verídicos para poder determinar el impacto de estas. Como lo hemos mencionado en esta nota, la salud se encuentra en la cúspide de la producción de información. El análisis de dicha información, y su posterior conversión a indicadores potenciales de desempeño y de negocio pueden llevar no solo a hospitales y clínicas privadas, si no también a los sistemas públicos de salud a tomar mejores decisiones que beneficien a la población.

Durante la edición #FIETS2018, contaremos con la participación de diversas compañías expertas en la materia de la gestión de data en el sector salud y áreas afines al mismo. A continuación, les dejamos con información relacionada a algunas de las conferencias que tendremos durante el evento #FIETSU2018:

  • Francisco Corona es Director de Servicios en la Nube e Internet de las Cosas en #MicrosoftMéxico, impartirá la conferencia titulada “Inteligencia Artificial”.
  • Benjamín Orozco es CTO de #Ecaresoft e impartirá la conferencia titulada “El Impacto de la Evolución del Software en el Sector Salud: Inteligencia Artificial, Blockchain y Tecnologías de Descentralización”.
  • Manuel Magallanes es Director Médico en #COI e impartirá la conferencia titulada “Como la Innovación y la Tecnología están Cambiando Nuestra Perspectiva del Cáncer en México”.
  • Octavio Valenzuela es CEO en Tecnología en Ingeniería Clínica (#TINC) e impartirá la conferencia titulada “Business Intelligence en Datos Producidos por Departamentos de Ingeniería Biomédica”.